Reto Escribir Diario

Misión cumplida

Hoy es el último día del reto que comencé hace 28 días.

Con muchos de ustedes platiqué sobre cuál sería el tema de mi último post. “Tiene que ser grande. It’s a big deal” ¿no?

Hoy más que nunca quiero ser honesta contigo.

Hay días que no quiero escribir. I just don’t feel like it. Es posible que esté cansada físicamente, agotada mentalmente o simplemente me encuentre concentrada en otros asuntos. La realidad es que este reto me enseño muchas cosas, de las cuales SIN DUDA escribiré próximamente. Pero el mensaje final de este reto no va a ser espectacular. El mensaje es tan básico me ha dejado sorprendida con su simplicidad y complejidad simultánea. El mensaje es disciplina y constancia.

Yo sé, yo sé. Suena ultra-trillado. Pero es verdad. Todos esos dichos y frases famosas esconden algo de sabiduría en ellas. Pon atención.

🌟 Para conquistar cualquier cosa necesitas disciplina y constancia.

¿Fácil, no?

El rollo es que para conseguir esas dos se sufre. Es la verdad. Te dije que hoy quería ser brutalmente honesta contigo.

La realidad es que ahorita preferiría estar durmiendo. Pero no. Tengo una meta que cumplir y me forcé a sentarme aquí y contarte esto. Es importante y necesito hacerlo. Sin estos dos ingredientes en tu fórmula es muy probable que tu proyecto muera.

No llegarás muy lejos.

Y te entiendo. Esta cañón.

Yo también he procrastinado, abandonado, vendido historias falsas de por qué no pude terminar x proyecto.

No eres el único.

Pero hoy entiendo que la clave de todo tipo de éxito reside ahí.

Encontrar la forma de empujarte todos los días y hacer algo requiere esfuerzo. Y esfuerzo del bueno. Del duro.

La buena noticia es que no todo será sufrimiento. Conforme vayas logrando pequeñas metas (como te platicaba ayer) irás acumulando una sensación de logro y motivación para seguir. Y el resultado de empujarte todos los días con disciplina y constancia hacia un objetivo es que poco a poco estás construyendo HÁBITOS.

Y llegará el día en que no necesites forzarte y sea algo automático en ti. Y entonces podrás pasar al siguiente reto, al siguiente hábito a construir.

Este post número 28 ha sido el más difícil de escribir para mí. No tenía idea de qué hacer con el último post. Así que solo quiero decirte que no estás solo en esto. Todos tenemos sueños, metas, objetivos, cosas que nos gustaría lograr pero “mejor otro día”, “ya cuando esté listo”, “cuando junte tal cantidad de dinero”, “cuando sea talla x”. Y quiero decirte que está bien todo eso, pero NUNCA VAS A ESTAR LISTO POR COMPLETO. Y aunque lo estés, no lo vas a percibir así.

Esta bien.

En realidad, estar listo no es tan importante como crees.

Lánzate al vacío y aprende a volar.

No estás solo.

Estamos muchas otras personas igual que tú, luchando día con día por ser una mejor versión de nosotros mismos.

Construye hábitos sólidos.

Con mucha disciplina y constancia.


Y no te preocupes. No estás solo. Ayer te conté que reiniciaremos el reto y así será. Queremos que tú también logres tus metas paso a paso y nos vamos a acompañar en el proceso. Entendemos que para llegar lejos tenemos que ir en equipo. Así que, si tienes una meta pendiente de cumplir cuéntame aquí abajo y charlaremos sobre cuándo comenzaremos y todos los detalles.

[El reto continuó en la Comunidad TAB Network en Facebook durante 2017, durante 2019 en Febrero se reiniciará, aquí se publicarán todos los detalles.] 


Fue un bonito recorrido de 28 días de escribirte aquí. Ahora sigamos avanzando a conquistar nuevos retos juntos.


Lee el artículo original con toda la buena vibra en los comentarios, aquí.

También deberías leer...

Deja un comentario